La ética del corazón

domingo, 29 de julio de 2018

Como sociedad estamos teniendo desafíos enormes. Valoramos muchísimo el “crecimiento personal”, por lo que corremos detrás de formaciones, de libros, de cursos para aprender cosas nuevas ya sea en lo profesional o en otras áreas…

“Crecemos”, nos hacemos hábiles, capaces e incluso más inteligentes sin embargo todo eso no está haciendo que mejoremos. Estamos enfocados en MÁS hacer y MÁS saber.

¿Por qué?

Porque se nos educa desde el miedo, y creemos que con MÁS saber y hacer vamos a estar mejor…

  • -Hay que tener más por las dudas, por si te pasa algo, por si te enfermás…

  • -Hay que estudiar para ser “alguien” en la vida, para que tengas tu propio sustento, para que hagas lo que quieras…

  • -Hay que hacer un master o un postgrado para tener más posibilidades laborales,…

  • -Hay que leer para aprender más y crecer…Hay que saber.

  • -Hay que viajar, hay que emprender, hay que….

Obviamente “ir por más” –frase muy usada actualmente- no es incorrecto, solo que nos falta algo…

Este enfoque educativo desde el miedo nos lleva a la vorágine de querer lograr algo más, algo mejor…nos induce a competir y a compararnos constantemente, lo cual nos hace vivir con miedo, estrés y baja autoestima.

¿Cómo puede ser que ahora sepamos muchísimas cosas, que tengamos toda la información al instante e igual  las circunstancias del “mundo” no mejoren?

Nos hemos olvidado de incluir la ética, ese valor humano que sale del corazón. Nos hemos pasado por alto el amor por nosotros y entre nosotros. Hemos dejado a un lado el ejercicio natural de la bondad y la dignidad humanas para hacernos el bien sin mirar a quién, comenzando por nosotros mismos. Hemos pasado por alto el propósito de vida donde el corazón y el amor son prioridad…

Nos falta amor.

Nada puede superar al corazón humano. Desde ahí es posible madurar, sinó solo “crecemos en saberes” que aplicamos desde la inmadurez. Y eso es destructivo.  Dicho de otra manera: somos personas inmaduras que sabemos mucho… (y amamos poco)….Eso no nos hizo más felices, ni más bondadosos, ni más pacíficos, ni más confiados, ni más comprensivos… 

Para vivir adaptados a la sociedad actual no precisamos madurar, con crecer constantemente, competir y ganar es suficiente….pero desde ese lugar no mejoramos porque el crecimiento personal no está incluyendo al amor, la ética y la dignidad.

Alicia Orfila

ACTIVIDADES presenciales en POSADAS

  • Taller de VOZ – “Relax mental y vocal para el uso laboral” *Sábado 4 de agosto de 9,30 a 11,30 hs.

  • Taller RELAX MENTAL “Desansiedad” *Todos los lunes de 19 a 20 hs desde el 6/8.

Actividad ONLINE

  • Taller DESANSIEDAD – 8 semanas, 8 jueves. Inicia el 16 de agosto.

Info: aliciaorfila@gmail.com

 

Comentarios cerrados